La replicación del VIH en los macrófagos puede estar detrás del deterioro cognitivo en personas que viven con el virus

Los macrófagos, son unas células de nuestro sistema inmunitario que engullen y destruyen posibles patógenos. Investigaciones recientes han mostrado que pueden albergar  reservas virales activas de VIH que parecen desempeñar un papel clave en los problemas de aprendizaje y la memoria en personas con el VIH.

La terapia antirretroviral ha tenido mucho éxito en la supresión de los efectos que el  VIH provoca en personas infectadas. Así, estos medicamentos consiguen reducir la carga viral hasta niveles indetectables y permiten recuperar los niveles de células CD4+ a niveles normales. Sin embargo, aproximadamente la mitad de las personas que reciben terapia antirretroviral pueden experimentar a largo plazo algunos problemas de aprendizaje y memoria relacionados con la infección por el VIH sin que todavía se conozca por completo el mecanismo por el cual se producen.

Científicos del Icahn School of Medicine en Mount Sinai (Nueva York) han estudiado el papel del  VIH en el deterioro neurocognitivo. Para ello, infectaron a ratones con una versión de roedor genéticamente modificada del VIH conocida como EcoHIV. Observaron que el sistema inmunitario de los ratones es capaz de suprimir los niveles del virus y las complicaciones más frecuentes que produce el VIH. Sin embargo, al igual que en los humanos, los ratones experimentaron problemas de aprendizaje y memoria similares a los observados en personas que toman terapia antirretroviral.

prueba de vih

Los investigadores descubrieron que los ratones infectados albergaban reservas virales latentes en las células T del sistema inmune y que el virus EcoHIV se replica activamente, aunque en bajos niveles, en los macrófagos localizados el cerebro. Además, los problemas cognitivos siguen apareciendo en ratones que carecen de células T, lo que sugiere que los macrófagos infectados fueron suficientes para conducir este deterioro derivado de la infección por el virus.

Estos hallazgos se suman a otras evidencias que apuntan a que  los macrófagos pueden transportar el VIH al cerebro, lo que lleva a problemas cognitivos en las personas infectadas. Esta investigación sugiere que la infección por EcoHIV en ratones podría servir como una herramienta para investigación de estos efectos y el desarrollo de estrategias para prevenirlos. Pero podrían ser válidas no solo para el estudio en VIH sino que dado que el deterioro cognitivo es un problema común en una amplia variedad de afecciones humanas como la diabetes, el envejecimiento y la enfermedad de Alzheimer, el modelo de EcoHIV en ratones podría utilizarse para comprenderlas  y tratarlas mejor.

Noticias relacionadas: ¿Podrían los gatos ayudar a tratar el VIH?El sitio de infección afecta la forma en que un virus se propaga por el cuerpo

 

Fuente: Chao-Jiang Gu, Alejandra Borjabad, Eran Hadas, Jennifer Kelschenbach, Boe-Hyun Kim, Wei Chao, Ottavio Arancio, Jin Suh, Bruce Polsky, JoEllyn McMillan, Benson Edagwa, Howard E. Gendelman, Mary Jane Potash, David J. Volsky. EcoHIV infection of mice establishes latent viral reservoirs in T cells and active viral reservoirs in macrophages that are sufficient for induction of neurocognitive impairmentPLOS Pathogens, 2018; 14 (6): e1007061 DOI: 10.1371/journal.ppat.1007061

Logo empireo