Candidiasis

Diagnóstico eficaz de infecciones por Candida albicans. Laboratorio especializado en detección de enfermedades de transmisión sexual.

Esperamos que esta información te sea útil. No obstante, nuestros profesionales pueden ayudarte. Contacta con ellos en el 91 591 63 13 o en info@empireo.es.

Pruebas disponibles:

Prueba rápida de Candida albicans

Esta prueba detecta el antígenos del Candida albicans en tan sólo 20 minutos lo que permite un diagnóstico rápido de candidiasis.

Precios de pruebas de candida

Puedes realizar esta prueba de forma individual o junto a nuestros paquetes de pruebas conjuntas.

Detección de Candida albicans mediante cultivo

Esta prueba permite detectar el esta levadura mediante el cultivo microbiológico en medios específicos. el tiempo de crecimiento dependerá de la carga microbiológica inicial, se observará crecimiento entre las 24 y 72h de cultivo, no pudiendo descartar la infección hasta trascurridas al menos 96h de cultivo. Esta prueba es capaz de detectar infecciones tanto por Candida albicans así como las causadas por otras especies como C. glabrata o C. tropicalis

Precios de pruebas de candida

Puedes realizar esta prueba de forma individual o junto a nuestros paquetes de pruebas conjuntas.

¿Qué es la candidiasis?

La candidiasis, también denominada candidosis, oidiomicosis o moniliasis, es una infección producidas por levaduras del genero Candida siendo la más común la infección fúngica por Candida albicans.

Según AEGO (Asociación Española de ginecología y ObstetriciaCandida albicans es la causante del 85-90% de las infecciones vaginales por levaduras, otras especies de candidas, como C. glabrata y C. tropicalis, pueden generar síntomas vulvovaginales y tienden a ser resistentes al tratamiento.

Las levaduras del género Candida son comensales habituales de nuestro aparato digestivo (recto), vagina e incluso pueden estar presentes como flora normal en la boca. Que forme parte de nuestra flora normal no significa que no sea un microorganismo capaz de causar una infección, como indica la AEGO “el 75% de las mujeres experimenta por lo menos una crisis de candidiasis vulvovaginal durante su vida”, pero es precisamente su presencia como flora normal la que puede propiciar un contagio durante una relación sexual, tanto genital como bucal.

El microorganismo candida es una levadura, y como tal pertenece al reino Fungi comprendido dentro de los eucariotas, es decir, posee núcleo y lo más importante al no ser un procariota (como las bacterias), las hace inmunes a buena parte de los antibióticos conocidos (la mayor parte de los antibióticos conocidos son bactericidas o bacteriostáticos, pero en proporción, existen muy pocos antimicóticos).

La candidiasis incluye infecciones de la piel y también de las mucosas, siendo frecuentes la candidiasis oral y vaginitis producida por Candida. En determinados casos se pueden producir infecciones sistémicas graves llamadas candidemias que pueden conducir a la muerte, aunque estos casos más severos aparecen en personas con el sistema inmunitario debilitado como sucede en personas con SIDA, cáncer o trasplantadas.

¿Se puede transmitir la candidiasis?

Ante todo, cabe destacar que en general la Candida esta presentes sobre la piel o mucosas de las personas sin causar ningún tipo de patología ya que su sobre-crecimiento está controlado tanto por el sistema inmunitario como por otros microorganismos que forma la flora bacteriana o microbioma de la piel y mucosas.

Sin embargo, en determinados momentos la población de Candida puede colonizar otras zonas produciéndose la candidiasis. Por ejemplo, en mujeres se ha descrito que cambios hormonales y fisiológicos o incluso el uso de determinados productos de higiene producen alteraciones en la flora vaginal que aprovecha la Candida para crecer de forma excesiva provocando vaginitis.

Igualmente, dentro de la flora oral e intestinal es común encontrar diferentes tipos de Candida. Cuando se toman tratamientos antibióticos pueden eliminar otros microorganismos que actúan como competidores de los hongos. En ese momento, hay una mayor propensión al desarrollo de candidiasis en estas zonas.

Aunque en hombres la candidiasis en los genitales son menos frecuentes que en las mujeres, cabe destacar que la infección por hongos en el glande y la uretra es frecuente cuando se dan relaciones sexuales con una persona infectada. Además, hay una serie de factores que podrían incrementar el riesgo como son tener problemas inmunitarios, padecer diabetes o estar bajo tratamiento antibiótico.

Candida es una levadura y como tal puede resistir fácilmente la desecación durante minutos u horas, se transmite por contacto directo y aunque el uso del preservativo disminuye el riesgo de contagio, no es un factor determinante. Es muy habitual su transmisión por la realización de sexo oral, porque además al ser una levadura resiste los enjuagues bucales (tanto alcohólicos, como no alcohólicos).

El riesgo es mayor si usted:

  • Tiene relaciones sexuales con más de una pareja.
  • Tiene relaciones con alguien que tiene sufre infecciones recurrentes de Candida.
  • Tiene un trabajo que implica el manejo o contacto con de fluidos humanos.

¿Por qué Candida albicans es la más importante?

Como se ha comentado algunas especies de candida son resistentes a los tratamientos habituales, pero además la especie Candida albicans posee un factor patogénico conocido como filamentación o capacidad para generar tubos germinales, también conocidos como pseudohifas. En determinadas situaciones (presencia de nutientes, pH constante y cercano a 7, y unos 37ºC), esta levadura unicelular es capaz de crecer formando unas largas protuberancias en forma de tubos que se insertan atravesando los tejidos. Estas infecciones son peligrosas por los limitados tratamientos existentes y por el hecho de que el tamaño de dichos filamentos es tan grande que no pueden ser absorbidos o fagocitados por las células del sistema inmune.

Es por ello que un diagnóstico precoz es la mejor herramienta para su eliminación.

¿Cuáles son los síntomas de una infección por Candida?

La sintomatología asociada a las candidiasis es muy variable y depende en gran medida de la zona que se encuentre afectada. En muchas ocasiones los síntomas se pueden confundir con los producidos por otras infecciones. En las vaginitis o infecciones de la vulva los signos más frecuentes son irritación, enrojecimiento, dolor, picazón y comúnmente la presencia una secreción blanquecina y grumosa con consistencia similar al requesón, a menudo con una apariencia similar a grumos. En los hombres los síntomas más claros son la aparición de manchas rojas en la zona del glande y el prepucio que puede ir acompañada de picazón y sensación de ardor. En ocasiones se puede encontrar una secreción blanquecina similar a la que se produce en la vaginitis.

La sintomatología de esta infección a nivel bucal es muy característica, se conoce con el nombre de muguet y se trata de un velo o capa blanquecina que suele ir acompañada de mal olor.

¿Puede afectar a mi embarazo?

El protocolo sanitario Nacional incluye un estudio citológico previo al nacimiento del bebé, si en esta prueba se detectara la presencia de este u otro microorganismo comensal le sería administrado un tratamiento antibiótico preventivo a usted o incluso al bebé que podría infectarse al atravesar el canal del parto (por eso a algunos bebés les dan una especie de gel en boca y ojos al nacer, se trata de un tratamiento preventivo).

Es recomendable que las mujeres embarazadas que hayan sufrido alguna candidiasis en su vida, se lo indiquen a su ginecólogo para el adecuado seguimiento.

Y si tienes dudas… ven a vernos!!!