Pastillas contra la COVID-19

Llegan las pastillas contra la COVID-19

 

Venimos hablando desde hace ya bastante tiempo de las vacunas contra la COVID-19. Esta herramienta nos ha permitido salir en gran medida de la pandemia causada por el coronavirus SARS-CoV-2. Recordemos que las vacunas están diseñadas con la idea de prevenir el desarrollo de COVID-19. Es decir, de evitar infectarnos, o que en el caso de que nos infectemos, la enfermedad que se genere sea lo más leve posible. Sin embargo, tenemos noticias de una gran novedad. Un posible tratamiento: Pastillas contra la COVID-19. En este caso, no se trataría de prevenir, sino de curar a aquella gente ya infectada y que empiece a mostrar síntomas. Veamos de qué va esto.

 

Pastillas contra la COVID-19

Pastillas contra la COVID-19

Pastillas contra la COVID-19

 

Dos empresas farmacéuticas han publicado el desarrollo de dos medicamentos efectivos contra la infección por coronavirus SARS-CoV-2. Estos nuevos medicamentos son moléculas pequeñas, relativamente baratos de fabricar y que se pueden tomar en casa. Estas características son especialmente importantes en grandes partes del mundo que no tienen un buen acceso a las vacunas. Pero veamos qué sabemos en realidad de estos nuevos medicamentos.

 

¿Cómo son de efectivas?

 

Los medicamentos antivirales, a menudo, deben administrarse al principio de las infecciones para que funcionen de manera efectiva. De modo que necesitamos saber los datos científicos que nos dirán en qué momento de la infección se han probado estos medicamentos.

 

También es importante saber si evitan la transmisión del virus, o, por otra parte, evitan desarrollar los síntomas de la COVID-19. Si previenen la transmisión, podrían ser una combinación perfecta con las vacunas, diseñadas para evitar el desarrollo de la COVID-19.

 

Para resolver estas dos dudas, tendremos que esperar a tener publicados los datos científicos.

 

¿Son seguras estas pastillas?

 

Empecemos respondiendo a esta pregunta de una forma muy clara y rotunda. Cualquier medicamento que llegue a las farmacias u hospitales, habrá pasado un ensayo clínico, y por ello, será seguro. Eso sí, sin datos ahora mismo, es lícito hacernos esta pregunta.

 

Uno de los medicamentos introduce mutaciones en el virus actuando sobre una maquinaria que sólo tiene el virus. Si bien, cabe preguntarse si el efecto de esa droga podría “escaparse” y tener un efecto en nuestras propias células.

Lo mismo aplica a la segunda droga. En este caso, actúa sobre un mecanismo que necesitan los virus para procesar sus proteínas, pero, ¿puede afectar a las propias del organismo?

 

Lo que proponen estas empresas es administrar los medicamentos durante un tiempo muy corto (5 días), para evitar los posible efectos adversos contra nuestro propio organismo.

 

En cualquier caso, como ya he dicho, si llegan al mercado, será porque son seguras.

 

¿Funcionarán estos medicamentos contra las variantes?

 

Es de esperar que si. Porque todas las variantes del virus utilizan los mismos mecanismos para reproducirse y es justo ahí donde actúan estos medicamentos.

 

Sin embargo, una duda que surge es si la administración de estos medicamentos puede favorecer la aparición de nuevas variantes. ¿Cómo es esto? Sería algo parecido a lo que ocurre con los antibióticos. Si los damos “sin control”, las bacterias son capaces de hacerse resistentes. En el caso del coronavirus, al atacarle con estos medicamentos, podrían surgir variantes resistentes. Si bien es cierto, que el sistema de salud controla las distintas variantes, con lo que podría detectar nuevas que surgieran.

 

En resumen, nos queda mucho aún que conocer, pero podríamos tener una nueva herramienta para combatir al coronavirus. Seguiremos atentos.

 

 

 

Fuente: Nature

Autor: Dr. CArlos del Fresno Sánchez; @arlosdel