Inmunidad entrenada contra el coronavirus

Inmunidad entrenada como herramienta contra el coronavirus.

En el último post hablamos de la inmunidad celular que podría generar la infección por el coronavirus SARS-CoV-2. Decíamos entonces que se trataría de un tipo de respuesta inmune inespecífica contra el virus, que podría generarse por agentes distintos al propio virus. Y por ello la llamamos inespecífica.

Y es que a falta de tratamientos específicos o de vacuna contra este virus concreto, la ciencia está buscando alternativas. Y una posible alternativa que se está investigando es la inmunidad entrenada. ¿Qué es esto de la inmunidad entrenada? Vayamos por partes.

 

Tipos de respuesta inmune.

Nuestro sistema inmune, nuestras defensas, tienen, de manera muy resumida, dos formas de actuar que se complementan entre sí. Se trata del sistema inmune innato por un lado y el sistema inmune adaptativo por otro.

El innato es el que primero actúa ante una agresión, de manera muy rápida. Es el responsable, por ejemplo, de que nos salga un “chichón” tras un golpe. Ese golpe supone una agresión y el sistema inmune innato actúa. Se trata de un sistema inespecífico, que actúa de la misma manera contra muchos tipos de agresiones diferentes. Es decir, sea una infección por una bacteria, un hongo, un virus o un golpe, reacciona de la misma manera: produciendo inflamación.

El adaptativo actúa después. Una vez se activa el innato, envía señales para que el adaptativo se active. Este adaptativo será específico de cada tipo de agresión. Es decir, sólo se activará contra una bacteria concreta, contra un hongo específico, contra un virus concreto… pero no se activará por un golpe. Al ser tan específico, es muy potente, pero sólo contra aquello que reconoce.

Un ejemplo para entenderlo es un delantero de fútbol. Tiene que entrenar su función específica, marcar goles, y ese sería el sistema inmune adaptativo. Pero para poder marcar goles, tiene que estar en forma y para ello entrenar su cuerpo de una manera muy parecida a como lo hace cualquier otro deportista; eso es el sistema innato. Siguiendo con este ejemplo, ¿podemos entrenar a nuestro sistema inmune para hacerlo más fuerte?

 

Vacunación e inmunidad entrenada.

La respuesta es rotunda: Si. La forma de entrenar al sistema adaptativo es “enseñándole” contra qué tiene que actuar de manera específica. Eso son las vacunas. Pero todavía no tenemos la vacuna contra el coronavirus. Entonces, ¿podemos entrenar al sistema inmune innato?

La respuesta es igual de rotunda: Si. Aunque hay un pero: aún estamos aprendiendo a hacerlo. Existen diversas evidencias que indican que podemos entrenar al sistema inmune innato para que actúe de manera eficiente contra agresiones que no había visto antes. El ejemplo que mejor conocemos es la vacuna contra la tuberculosis, llamada BCG. Esta vacuna protege de manera específica contra la bacteria que causa la tuberculosis, activando el sistema inmune adaptativo.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte se ha visto que la BCG no sólo protege contra su bacteria específica. Por ejemplo, se ha demostrado que es efectiva eliminando el virus de la fiebre amarilla. Algo parecido se está empezando a describir para la vacuna contra la polio.

Inmunidad entrenada contra el coronavirus

De modo que proporcionando estímulos para el sistema inmune innato podríamos protegernos contra patógenos que no habíamos visto antes. ¿Funcionará contra el coronavirus SARS-CoV-2?.

 

Inmunidad entrenada y coronavirus.

Existen diversos datos que apuntan a que la inmunidad entrenada podría proteger contra la infección por coronavirus. Pero lo cierto es que aún no tenemos evidencias científicas. Sin embargo, existen en la actualidad al menos dos ensayos clínicos, uno en Holanda y otro en Australia que están estudiando si la vacuna BCG puede protegernos contra el coronavirus, puede “entrenarnos” contra el coronavirus SARS-CoV-2.

Nuestra contribución desde el grupo de investigación en el que trabajo en el CNIC, es estudiar si una vacuna producida por la farmacéutica Inmunotek puede llegar a protegernos de manera inespecífica contra el coronavirus, mediante el entrenamiento de nuestro sistema inmune innato.

De modo que, pronto sabremos si el entrenamiento del sistema inmune innato puede contener la infección contra el coronavirus.

 

Autor: Dr. CArlos del Fresno Sánchez;