Dos nuevas vacunas contra la COVID-19

Datos sobre dos nuevas vacunas contra la COVID-19

 

En los últimos posts he intentado ilustrar los datos científicos más relevantes de las vacunas de Astrazeneca-Oxford, Moderna y Pfizer-Nbiontech. Pues bien, en la última semana hemos conocido nuevos datos esperanzadores de dos nuevas vacunas contra la COVID-19 que, o bien ya se están administrando en distintos países del planeta o bien, se empezarán a administrar en breve. En los dos casos de los que vamos a hablar, veremos que hay algún elemento particular. Se trata de la llamada vacuna rusa, denominada “Sputnik V”, que ya se está administrando en Rusia ó Argentina, y de la vacuna de la compañía Jansssen. Veremos qué sabemos de ellas y comparemos sus datos con las otras tres de las que ya hemos hablado.

 

Vacuna “Sputnik V”… lanzamiento controvertido

 

Los resultados del ensayo clínico de esta vacuna, y recordemos que un ensayo clínico supone testar la vacuna en un grupo controlado de personas para conocer su eficacia, acaban de publicarse en la prestigiosa revista médica The Lancet. Destaco el hecho del ensayo clínico, porque el elemento particular de esta vacuna es que nació con cierta controversia. Y es que el gobierno ruso autorizó su administración antes de conocerse los resultados de este ensayo clínico. ¿Y cómo es eso posible? Sencillo, Rusia no se somete a las agencias del medicamento europea o estadounidense, que son las más reconocidas a nivel mundial en materia reguladora.

 

Sin embargo, ahora tenemos los datos publicados y accesibles para todo el que quiera verlos, y el resultado es que la vacuna rusa es segura y eficaz. Veamos qué dicen esos datos, más allá de controversias administrativas o políticas. Porque no debemos perder de vista algo: el coronavirus SARS-CoV-2 no entiende de naciones. Lo que tenemos que pedirle a las vacunas es seguridad y eficacia, no el pasaporte.

 

La vacuna Sputnik V es segura y eficaz

 

Como he hecho con las otras tres vacunas, analicemos los datos referentes a su seguridad. El 94% de los eventos adversos de la vacuna Sputnik V fueron leves, incluyendo síntomas compatibles con la gripe, dolor en el lugar de inyección, debilidad o dolor de cabeza. Como hemos dicho en otras ocasiones, nada que deba preocuparnos demasiado, y lo que es más importante, nada que no conozcamos de otras vacunas.

 

Para calcular la eficacia de esta vacuna, se incluyeron cerca de 20.000 voluntarios. Los resultados indican una eficacia del 91,6% de protección contra el desarrollo de la COVID-19. Además, ninguno de los casos que se dieron entre los voluntarios vacunados fueron graves, lo que indica que la vacuna, protege contra esos casos más dramáticos. Un dato importante de esta vacuna es que la eficacia no disminuyó como en el caso de otras vacunas, en personas de más de 60 años, con una protección en este caso del 91,8%, prácticamente igual.

 

El resumen sería que esta nueva vacuna presenta unos resultados muy similares a los presentados por las tres vacunas anteriores, de modo que nos proporciona una nueva herramienta contra el coronavirus SARS-CoV-2.

 

Vacuna de Janssen. Una sola dosis

 

Janssen, la división médica de la compañía Johnsson&Johnsson (si, si, la de los jabones), ha comunicado los resultados obtenidos con su vacuna. Aún nos falta verlos reflejados en una publicación científica, pero esto es algo habitual, y por ejemplo, también lo hizo Pfizer. Si bien, podemos estar seguros que si se anuncian con este detalle, los veremos muy pronto en una publicación.

 

La particularidad de esta vacuna es que, por el contrario a las otras cuatro de las que ya hemos hablado, en este caso sólo se administra una dosis. ¿Y por qué? Habría que preguntárselo a la compañía, pero una razón plausible es que si consigue generar protección con una sola dosis… podremos vacunar al doble de gente. Veamos sus datos.

 

La vacuna de Janssen es eficaz

 

El estudio de esta vacuna se ha realizado sobre 43.783 participantes. Los datos de los que disponemos hasta ahora no incluyen los referentes a la seguridad. Lo que sabemos de momento es que un comité independiente no informó de ningún problema de seguridad significativo.

 

Lo que sí sabemos es que es eficaz, aunque en este caso algo menos que las demás, con un 66% de eficacia. Este número puede parecer bajo, pero recordemos que se consigue con una sola dosis, y que para cualquier vacuna, un dato por encima del 60% es suficiente para para considerarla efectiva. Sin embargo, si nos fijamos en los casos de COVID-19 grave, esta vacuna protege al 85%, lo cual es muy significativo.

 

¿Las comparamos?

 

Añadimos las dos nuevas vacunas a nuestra tabla y vemos que el arsenal contra el virus va en aumento. Quiero destacar los interrogantes en si se evita la transmisión del virus. Este es, desde mi punto de vista, el dato que más urgentemente necesitamos saber. Está claro que las vacunas nos protegen de sufrir los síntomas de la COVID-19. Bien, es una grandísima noticia. Pero no sabemos si evita que podamos transmitir el virus… causando la enfermedad a nuestros cercanos no vacunados.

Dos nuevas vacunas contra la COVID-19

Dos nuevas vacunas contra la COVID-19

De modo que mantengamos la guardia alta, sigamos vacunándonos, mascarilla puesta y distanciamiento social hasta que sepamos el efecto de las vacunas contra el virus y el porcentaje de población vacunada aumente. Estamos en el buen camino sin duda.

 

 

Autor: Dr. CArlos del Fresno Sánchez; @arlosdel