La vacuna frente al VPH reduce las lesiones cervicales de alto grado

Recientemente, en un estudio, desarrollado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y publicado en la prestigiosa revista Vaccine, se ha analizado la efectividad de la vacuna del virus del papiloma humano (VPH) para reducir las lesiones que este puede provocar en el cérvix de la mujer. En este trabajo, se consideraron 4.678 mujeres de diferentes estados de EE.UU, entre los años 2008 y 2012, en las cuales se midió el grado de las lesiones causadas por varios de los tipos más agresivos de VPH.

Las lesiones provocadas por el VPH reciben el nombre de displasias, o lesiones preinvasoras y se conoce pueden derivar en cáncer de cuello de útero. Estas, se clasifican siguiendo una escala, dependiendo de la progresión de la lesión hacia fases más próximas al cáncer. Así, encontramos lesiones de bajo grado o neoplasia intraepitelial cervical 1 (CIN1) en fases tempranas, y displasias de alto grado CIN2 y CIN3 cuando la lesión es mayor.

El VPH es un virus altamente contagioso, con una alta prevalencia en la población y que afecta tanto a hombres como a mujeres. Su principal modo de transmisión es por contacto sexual pudiendo infectar zonas tanto externas como internas del aparato reproductor humano. Como ya se ha adelantado, hay numerosos estudios científicos que muestran una estrecha relación entre el VPH y las lesiones CIN que pueden aparecer en el cérvix. Así, este virus está presente en la totalidad de los cánceres de cuello de útero, lo que indica que la infección por este virus es un importante factor de riesgo en el desarrollo de este cáncer.

Aunque los tipos 16 y 18 de VPH, que causan aproximadamente un 74% de los casos de cáncer de cérvix, pueden afectar a mujeres de todas las edades, los grupos de edad más afectados son mujeres de 20–30 años en las cuales aparecen lesiones de bajo grado, mujeres de 30–40 años con displasia más avanzadas de tipo CIN2 y CIN3 y mujeres entre 40 y 60 años con un cáncer de cuello de útero invasivo. En el trabajo que se ahora se publica se ha observado que, en mujeres que han recibido al menos una dosis de vacuna frente a VPH se ha reducido en un 25% y un 15% el número de lesiones CIN2 y CIN3, respectivamente, atribuibles los tipos 16 y 18 de VPH. Además, los autores del trabajo indican que en mujeres en las que había transcurrido entre 37 y 48 meses desde que habían recibido la vacuna tatravalente frente a VPH hasta la prueba diagnóstica, se obtenían tasas de prevención de lesiones de tipo CIN2+ derivadas de tipos 16 y 18 de hasta el 72%.

Aunque el cáncer de cérvix es el que VPH genera con mayor frecuencia, cada vez hay más evidencia de la implicación en otros cánceres como el cáncer de vulva, vagina, pene y ano. La vacuna frente al VPH podría también reducir en un futuro el número de cánceres de estos tipos de la misma forma que sucede para el cáncer de cuello de útero.

Fuente: Vaccine.

Empireo – Dr. Enrique Álvarez

Logo empireo

  1. Miguel Bailey

    por tratarse de la salud,deberian darle prioridad de parte del gobierno,hay un sitio donde ir para tratar o controlar el VPH???

    1. Enrique Álvarez Gómez Empireo

      Los profesionales sanitarios son los encargados del tratamiento de lesiones derivadas de la infección por VPH. Además, las Autoridades Sanitarias están trabajando en prevenir las infecciones por VPH gracias a la administración de vacunas frente a estos virus.

Comments are closed.