Tolerancia Inmune: Un término difícil de explicar incluso a un científico.

El sistema inmune se ha adaptado durante millones de años de evolución a responder a las agresiones externas y los problemas internos.

Cuando una infección comienza, el sistema inmune responde poniendo en marcha un mecanismo inflamatorio acompañado de una compleja respuesta inmunitaria. Este mecanismo es potente, y si se disparara de forma muy consecutiva (por ejemplo si la infección se extiende), podría ser perjudicial. Por eso, la Naturaleza que es sabia, ha desarrollado un mecanismo conocido como Tolerancia Inmune, estado en el cual aunque se detecte de nuevo una agresión, si viene precedida de otra cercana, la respuesta inflamatoria es menor pues es contrarrestada por una respuesta anti-inflamatoria para evitar daños debidos a la propia respuesta.

Esto es la Tolerancia Inmune.

Ahora con un simil más fácil de entender, si al estar en la parada del autobús charlando, oímos el claxón de un autobús, nuestro cuerpo reacciona y se asusta (respuesta inflamatoria) poniendo en marcha una respuesta para luchar contra esa agresión (respuesta inmune) en forma de sobresalto o susto y posiblemente acompañado de una liberación de adrenalina que haría que nuestros músculos estuvieran preparados para movernos en caso de peligro real. Al final ese riesgo suele controlarse, por ejemplo viendo que el autobús pitaba a un peatón que cruzaba mal.

Si en los minutos siguientes otro autobús vuelve a tocar el claxón, no le haremos tanto caso y seguiremos a nuestra conversación, pues estamos en un estado de tolerancia a ese ruido.

En un trabajo realizado por el equipo de I+D de EMPIREO junto al laboratorio de sistema inmune innato del Instituto de Investigación del Hospital Universitario de la Paz, hemos publicado en la revista internacional Frontiers in Immunology un modelo matemático que reproduce este fenómeno y que podría ser utilizado para evaluar la Tolerancia Inmune en pacientes con determinadas patologías como la sepsis.

Logo empireo