¿Tienen las personas con VIH peor oído?

Todos conocemos lo que una infección, no tratada, por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) puede causar en el organismo, dejado al individuo muy debilitado y vulnerable a otras enfermedades graves. Además, recientemente se ha sugerido que la personas con el virus tendrían mayores problemas en la audición de sonidos de baja y alta frecuencia que individuos no infectados.

Investigadores de de la Universidad Estatal de San Diego, en California han publicado recientemente un estudio en la revista JAMA Otolaryngology – Head and Neck Surgery en el cual han evaluado la audición de personas, algunas de ellas portadores de VIH.

Actualmente no existe cura para VIH, que afecta fuertemente al sistema inmunológico de las personas infectadas, lo que hace que estas sean más susceptibles a las infecciones por otros microorganismos y otras enfermedades como el cáncer. Sin embargo, si existe un tratamiento denominado terapia antirretroviral de gran actividad (HAART de sus siglas en inglés) que permite frenar la propagación del virus.

Hasta ahora, no se había estudiado la relación entre la presencia de VIH y el uso de medicamentos para esta enfermedad con pérdida de audición. Uno de los principales problemas para poder hacer esta correlación es la presencia de otras variables con gran peso en la pérdida auditiva como son la edad y la exposición frecuente a ruido en el mundo occidental.

En la investigación se midieron los umbrales de audición en ambos oídos de tonos puros (probaron un amplio rango de frecuencias desde 250 Hz a 8000 Hz) en una cohorte de 262 hombres con una edad media de 57 y 134 mujeres con una edad media de 48. De estos, 117 hombres (44,7%), y 105 mujeres (78,4%) eran positivos para VIH.

Los datos mostraron que los individuos con VIH tenían promedios de tonos puros de alta y baja frecuencia mayores lo que sugería que su audición era más pobre que la de los participantes sin VIH. Estos resultados se mantuvieron aún cuando se ajustaron los datos por el recuento de células CD4+ actual, la carga viral del VIH y el tiempo de exposición al tratamiento antirretroviral.
Los autores discuten en la publicación que este efecto en la audición no se esperaba puesto que los participantes eran de mediana edad aunque hoy en día se sigue especulando que el tratamiento HAART y la propia infección por VIH podrían contribuir al envejecimiento prematuro.

En la investigación encontraron que esta mayor pérdida de audición también se producía en personas con diabetes mellitus por lo que los autores sugieren que estas enfermedades sistémicas, tanto la infección por VIH como la diabetes, podrían afectar a la función neural de la cóclea. El mecanismo por el cual VIH produciría esta pérdida de audición es aún desconocido aunque los autores sugieren que las personas positivas para VIH podrían tener cambios fisiológicos similares a los que suceden en otras enfermedades crónicas que estarían afectando los niveles de audición. Sin embargo este es un estudio con una cohorte muy reducida de participantes por lo que estudios futuros estudios similares a este pero ampliando el número de individuos podrían corregir de forma significativa estos datos.

Fuente: Hearing loss among HIV-seropositive and HIV-seronegative men and women, Torre P 3rd, et al., JAMA Otolaryngology – Head and Neck Surgery, doi:10.1001/jamaoto.2014.3302.