¿Qué sucede al comienzo de una infección por VIH?

Hoy Empíreo Diagnóstico Molecular participa en la Ruta #YoTrabajoPositivo Sin discriminación por VIH, impulsada por la organización española Trabajando en Positivo. Coincidiendo con parada de la Ruta, hemos escrito una nueva entrada en nuestra sección de noticias. Dado nuestro trabajo diario en la detección precoz de VIH y nuestros orígenes en la Ciencia Española, hemos querido resumir de la forma más sencilla posible de que es lo que sucede en el organismo durante las primeras fases de una infección por VIH.

Más del 80% de las nuevas infecciones de VIH en adultos se producen por exposición de superficies mucosas con el virus como por ejemplo cuando se produce transmisión por vía sexual. De hecho, la mayoría de las infecciones por VIH ocurren por vía sexual a través del tracto genital o la mucosa rectal. El resto de las nuevas infecciones en su mayoría se producen por vía percutánea o intravenosa.  El riesgo de infección asociado a las diferentes las rutas de exposición es muy variable, pero con independencia de cuál sea la ruta de transmisión, el patrón de aparición de marcadores virales e inmunológicos es bastante uniforme y ordenado.

Inmediatamente después de la exposición y la transmisión, el VIH se replica en la mucosa por la cual ha entrado en el organismo y en el tejido linfático subyacente. En esta etapa de la infección el virus no puede ser detectado en la sangre. En este sentido, el tiempo que transcurre entre la infección y la primera detección de ARN viral en el plasma se conoce como la fase del eclipse.

Tras esta primera fase que dura 7-10 días, los niveles de virus en el plasma aumentan exponencialmente, alcanzando un máximo a los 21-28 días después de la infección.  Esto se continúa por una disminución lenta de la carga viral debida a que el sistema inmunológico hace frente a la infección por el virus. Esta caída se frena alrededor del día 100 después de la infección y la carga viral se estabiliza en unos valores intermedios, momento en el cual se considera que termina la fase de infección aguda y comienza la fase de infección crónica.

La rápida expansión del VIH desde el tejido de entrada al resto del organismo, junto con el junto con un rápido aumento de los niveles de ARN viral en plasma tiene una gran relevancia clínica puesto que es en este momento cuando se produce el establecimiento de los reservorios del virus en células T lo cual dificulta enormemente el desarrollo de tratamientos curativos que eliminen por completo la infección por VIH.

El patrón de evolución de la carga viral se definió a partir del análisis temprano de muestras de individuos después de la infección con VIH. Es bien sabido que la cronología de evolución de los marcadores virales e inmunológicos difiere y se produce de forma secuencial lo que ha posibilitado el desarrollo de diferentes métodos de detección de la infección por VIH:

  1. ARN viral medido por PCR.
  2. Antígeno viral p24 medido por ELISA.
  3. Anticuerpos específicos de VIH detectados por ELISA.
  4. Anticuerpos específicos de VIH detectados por Western Blot.
  5. Antígeno viral p31 medido por ELISA.
Marcadores moleculares e inmunológicos vih

Marcadores de infección por vih

Queda patente que la respuesta inmune ocurre con posterioridad al incremento de la carga viral, cuando es demasiado tarde para eliminar la infección. De hecho, cada vez hay mas datos que apuntan a que la respuesta inmune temprana a la infección por VIH es un factor importante para el curso clínico de la enfermedad. Es en esta fase cuando se establecen los reservorios de células T que son las responsables cronificar la infección y de restaurar la infección cuando el tratamiento antirretroviral se elimina.

Un dato especialmente relevante, es que la mayoría de las personas que están bajo un tratamiento antirretroviral consiguen reducir su carga viral a niveles indetectables. En esta situación, el riesgo de transmisión se reduce prácticamente a cero independientemente de la práctica de riesgo.

Artículo de elaboración propia. Dr. Enrique Álvarez

Fuentes:

  1. How can we better identify early HIV infections? Curr Opin HIV AIDS. 2015 DOI: 10.1097/COH.0000000000000121
  2. Identification and characterization of transmitted and early founder virus envelopes in primary HIV-1 infection. Proc Natl Acad Sci U S A, 2008 DOI:10.1073/pnas.0802203105
  3. The immune response during acute HIV-1 infection: clues for vaccine development. Nat Rev Immunol, 2010 DOI: 10.1038/nri2674
  4. Coordinadora trabajando en positivo. https://trabajandoenpositivo.org/

Logo empireo