La PCR en el diagnóstico del virus del Ébola

La PCR permite diagnosticar la presencia de infección por el virus del Ébola. Está técnica está siendo utilizada por el Área de Orientación Diagnóstica del Centro Nacional de Microbiología, centro de referencia español en la detección de nuevos casos de Ébola.

El diagnóstico de la enfermedad del virus Ébola (EVE) en los primeros días después de que la persona ha sido infectada es complicado, debido a que los primeros síntomas, como fiebre, astenia, dolor muscular, pérdida de apetito, etc. son también característicos de otras enfermedades infecciosas como gripe, malaria, meningitis y la fiebre tifoidea. La confirmación de una infección por el virus del Ébola debe realizarse mediante pruebas de diagnóstico específicas que permiten obtener resultados completamente fiables.

El virus del Ébola ya había dado la cara con anterioridad

El virus del Ébola es un virus emergente altamente contagioso y mortal cuyo primer brote documentado ocurrió en 1976 en una región central de África (lo que actualmente se conoce como Republica Democrática del Congo y Sudán del Sur) cerca del rio Ébola, del cual tomó su nombre. Desde entonces se ha tenido noticia de más de 25 brotes siendo este el último brote, originado en Guinea, el que más repercusión mediática ha adquirido y en el que se han producido un mayor número de infectados y muertes.

¿Cuáles son las pruebas que se realizan para detectar un caso de EVE?

Para realizar un diagnóstico de EVE es necesario disponer de una muestra del paciente como sangre u otros fluidos corporales. Estas muestras suponen un riesgo biológico extremo por lo que se aplican protocolos de máxima contención biológica con el fin de evitar nuevos contagios. Los test utilizados para el diagnostico de infección por el virus del Ébola.

  • Detección de anticuerpos generados por el cuerpo del individuo infectado (ELISA, de sus siglas en inglés).
  • Detección de antígenos del virus.
  • Prueba de seroneutralización que es la capacidad que tiene el suero del paciente para neutralizar el efecto del virus.
  • Amplificación de secuencias del material genético del virus mediante la reacción en cadena de la polimerasa transcriptasa inversa (RT-PCR, de sus siglas en inglés).
  • Visualización del virus mediante microscopía electrónica, observando la morfología en forma de filamento característica del virus.
  • Aislamiento del virus en cultivos celulares.

¿Qué aporta la PCR en el diagnóstico de EVE?

Es importante que el diagnóstico de EVE sea lo más precoz posible, a fin de iniciar los tratamientos experimentales y los cuidados paliativos de síntomas lo antes posible puesto que su éxito depende de la precocidad con la que se tomen. Además, permite alertar a las autoridades sanitarias para que se establezcan procedimientos de control de la infección. En este sentido, la PCR ofrece una gran ayuda puesto que, gracias a su elevada sensibilidad, es capaz de detectar la infección por Ébola en etapas muy tempranas. El virus es detectable generalmente entre 3 y 10 días después de la aparición de los síntomas. En la prueba de diagnóstico por PCR se produce la amplificación exponencial de una secuencia conservada del material genético del virus. Esto permite que a partir de un pequeño número de copias de esta secuencia se produzcan millones de copias que se visualizan fácilmente con aparatos de laboratorio.
Además, al igual que sucede con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), mediante la PCR cuantitativa es posible determinar la carga viral, es decir la cantidad de virus presente en la sangre del paciente. Esto es muy importante puesto que por un lado se puede conocer lo avanzada que esta la infección en un primer diagnóstico. Por otro lado, determinar la carga viral utilizando la PCR cuantitativa, permite conocer si los tratamientos empleados para frenar la infección están teniendo éxito.

Conoce las cinco razones por las que la PCR es la elegida para el diagnóstico del Ébola en España.

Elaboración propia EMPIREO Diagnóstico Molecular