Nueva evidencia respalda el cribado del VIH en adultos jóvenes

Aunque debido a las diferencias sociales que existen entre diferentes países, en un estudio realizado el  Hospital General de Massachusetts se sugiere que la edad más beneficiosa para la primera prueba de detección de VIH en la población general sin síntomas sería de 25 años.

En Estados Unidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que la prueba de detección de VIH se realice al menos una vez en las personas con edades comprendidas entre los 13 y los 64 años. Sin embargo, este rango de edades es muy amplio y resulta fácil pensar que si las personas son evaluadas una única vez sería conveniente optimizar la edad en la que realizar este cribado en la población. La idea es realizar la prueba después de la edad a la que ocurren la mayoría de las infecciones por el VIH que se pensaba que debía ser en algún momento después de los 18 años.  En todo caso, estamos hablando de la detección del VIH en personas que no tienen síntomas de la infección. Lo que sucede es que muchos jóvenes pueden estar en mayor riesgo de lo que ellos, sus padres o sus médicos creen. En este sentido, una prueba de detección de VIH permitiría identificar infecciones que de otro modo se perderían.

El estudio dirigido por Anne Neilan de la División de Enfermedades Infecciosas del Hospital General de Massachusetts utilizó datos de los CDC sobre nuevos diagnósticos de VIH en 2013 y la etapa de la enfermedad en el momento del diagnóstico para comparar los resultados probables de la implementación de una prueba única de detección del VIH a edades entre 13 y 30. Se desarrolló un modelo informático cuya simulación sugiere que una sola prueba de detección de VIH a los 25 años mejoraría en gran medida las tasas de diagnóstico de VIH con un coste menor para las Administraciones Públicas.

Sin embargo, los resultados no se pueden aplicar a los jóvenes con prácticas que suponen un mayor riesgo de transmisión de VIH. En este sentido, para estos, el cribado de VIH debe realizarse con mucha más frecuencia que una vez en la vida, ya que un solo análisis identificaría  una proporción muy pequeña de la población con VIH.

Fuente: The Optimal Age for Screening Adolescents and Young Adults Without Identified Risk Factors for HIVJournal of Adolescent Health, 2018; 62 (1): 22 DOI: 10.1016/j.jadohealth.2017.08.028

Logo empireo