Prueba de gonorrea

Prueba de gonorrea por detección ultrasensible utilizando PCR y prueba rápida de detección de gonorrea.

Esperamos que esta información sobre nuestra prueba de gonorrea te sea útil. No obstante, nuestros profesionales pueden ayudarte. Contacta con ellos en el 91 591 63 13 o en info@empireo.es.

Pruebas disponibles:

Prueba de gonorrea de alta sensibilidad mediante PCR

Prueba de gonorrea sensible

Prueba de gonorrea PCR

El rendimiento de la prueba de gonorrea por PCR o NAAT (por las siglas en inglés de técnica de amplificación de ácidos nucléicos) en lo que se refiere a la sensibilidad, la especificidad y la facilidad de obtención y transporte de muestras es mayor que el de cualquiera de las otras pruebas disponibles para el diagnóstico de las infecciones gonocócicas. En el diagnóstico de infecciones N. gonorrhoeae la PCR se ha convertido en el patrón de referencia. Ha desplazando a las pruebas de cultivo del microorganismo que durante mucho tiempo fueron este patrón de referencia. En general, esto es debido a las dificultades para mantener la viabilidad de los microorganismos durante el transporte y el almacenamiento tras la obtención de la muestra que es necesaria en pruebas de gonorrea por cultivo.

Prueba de gonorrea sensible

Prueba de gonorrea por pcr

La extrema sensibilidad de esta prueba de gonorrea permite detectar la infección incluso en muestras con una baja cantidad de bacterias como las que se suelen producir en infecciones asintomáticas por N. gonorrhoeae. En este sentido, la ausencia de síntomas en infecciones por esta bacteria no es infrecuente. En la siguiente tabla se recogen los valores de frecuencias de infecciones de gonorrea  asintomáticas, en base a lo descrito en la bibliografía médica, que depende en gran medida del tejido infectado.

Genital
Hombres Mujeres Orofaringe Recto
20-30% 50-75% hasta 90% 70-90%

¿Cuál es el periodo ventana de esta prueba de gonorrea?

Otro factor a tener en cuenta es que la prueba de gonorrea por PCR permite reducir el periodo ventana hasta alrededor de las 48-72 horas después de haber estado expuesto a la bacteria, debido en gran medida a la alta sensibilidad de esta prueba con respecto otras pruebas de detección donde este tiempo es algo mayor. De hecho, estas pruebas son aproximadamente entre un 20% y un 35% más sensibles que otras pruebas no basadas en cultivo.

La PCR es la prueba recomendada para la detección de gonorrea en muestras procedentes de los genitales (uretra/vagina/cervix), orofaringeas y anales en base a la sensibilidad, facilidad de recogida y procesamiento de la muestra. En el caso de muestras genitales la sensibilidad del diagnostico por PCR está en torno al 99%, que es superior al que se obtiene con otras pruebas de detección de gonorrea como las pruebas de detección de antígeno. Sin embargo, para otro tipo de muestras (garganta/recto/conjuntivales) este valor se sitúa en torno al 90%.

Esta técnica permite tener los resultados en un tiempo realmente corto. En un máximo de 24 horas, aunque existe la posibilidad de tener los resultados en solo 90 minutos.

Cabe destacar que para detectar infecciones por gonorrea en la uretra en hombres esta prueba se realiza utilizando orina. Esto resulta menos molesto que la utilización de hisopos para la recogida de exudado uretral. Por lo tanto es necesario no haber orinado al menos dos horas antes de la recogida de la muestra.

Prueba rápida de gonorrea en 20 min

Consiste en una detección de antígenos de gonorrea. El límite de detección de esta prueba rápida de gonorrea no es tan sensible como en la PCR por lo que en infecciones muy recientes o asintomáticas puede no alcanzarse este valor y se recomienda la utilización de pruebas de amplificación de ácidos nucleicos en la detección. El periodo ventana para la prueba rápida recomendado por instituciones líderes en el estudio del diagnóstico de infecciones de transmisión sexual como la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica es de 1 semana. Sin embargo, si aparecen síntomas claros de infección por gonorrea se pueden realizar antes de ese tiempo.

El valor de sensibilidad de esta prueba en muestras uretrales masculinas y cervicales femeninas es de aproximadamente el 90%.  El uso de estas pruebas no se recomienda para muestras orofaringeas o rectales. Esto se debe a que la sensibilidad del test con estas es muy baja (el valor diagnóstico se reduce considerablemente).

Para análisis más completos disponemos de varios paquetes que combinan estas pruebas de gonorrea con otras ETS. Conoce otros paquetes de pruebas conjuntas.

Precios de pruebas de gonorrea

prueba de gonorrea

Prueba de gonorrea por microscopía

¿Qué es la gonorrea?

Es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) provocada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Esta bacteria se reproduce en el tracto reproductivo tanto del hombre como de la mujer, pudiendo también crecer en la boca, garganta, ojos y ano.

Esta infección presenta una prevalencia de 125 casos por cada 100.000 personas.

¿Cómo se transmite la gonorrea?

Se transmite por contacto con el pene, vagina, boca o el ano. No es necesaria la eyaculación para transmitirse. Así, la transmisión se produce por sexo anal o vaginal sin protección y, a veces, por sexo oral, pero no por besar.

No existen datos concretos sobre la probabilidad de transmisión o riesgo tras un único contacto sin protección con una persona con infección por N. gonorrhoeae. Se ha tratado de estimar el riesgo de transmisión dependiendo del tipo de contacto en diferentes trabajos científico-médicos habiendo una elevada variabilidad en los datos de unos trabajos a otros. En muchos de casos los valores están sobre-estimados, es decir están por encima del la realidad debido a las limitaciones de cada uno de los estudios científico-epidemiológicos. Sin embargo, se conoce que la transmisión se puede producir tras un único contacto sin protección con una persona con gonorrea. Además, puede ser transmitida bidireccionalmente, aunque con diferentes probabilidades, a través de contacto:

  • Pene-vagina.
  • Pene-boca (felación).
  • Boca-vagina (cunilingus).
  • Boca-ano (anilingus).
  • Pene-ano.

Otras prácticas de riesgo que son la utilización de juguetes sexuales compartidos o prácticas de fisting sin la protección adecuada.

También se puede transmitir de una mujer embarazada al recién nacido en el momento del parto. Para evitar una infección ocular del bebé, se aplican soluciones de yodo en los ojos.

Aquellas personas que han tenido la infección y han sido tratadas, pueden volver a infectarse.

¿Cuáles son los síntomas de la gonorrea?

Esta enfermedad puede cursar sin síntomas o desarrollarse entre cinco a treinta días después de la infección. Entre los síntomas se encuentran ardor al orinar, secreción blanquecina del pene en hombres. En las mujeres es frecuente el aumento del flujo vaginal y hemorragia vaginal entre períodos.

La bacteria Neisseria gonorrhoeae puede crecer en las muchas de las mucosas humanas. Por esto se pueden producir otras complicaciones dependiendo del sitio en el cual se desarrolle la infección. Así, la infección ano-rectal es frecuente, pero no exclusiva, en hombres que tienen relaciones anales. De hecho, la infección del recto también se produce en aproximadamente la mitad de las mujeres en las que se ha diagnosticado este agente patógeno. La mayoría de las infecciones rectales por Neisseria gonorrhoeae son asintomáticas, pero en caso de haber síntomas en hombres, estos son similares a los de una proctitis.

Con menor frecuencia la infección también se puede producir en la garganta denominada faringitis gonocócica. En general entre el 10 y el 25% de personas con gonorrea presentan además una infección de la garganta. La conjuntivitis gonocócica en adultos es muy rara aunque se puede presentar más frecuentemente  en recién nacidos de madres con esta infección.

En todo caso, la detección utilizando una prueba de gonorrea por encima de los síntomas es el método más eficaz en el diagnóstico de la infección.

El mayor problema son las posibles complicaciones que presenta.

¿Cuáles son las complicaciones que puede tener una infección por gonorrea?

Cuando no es tratada, puede provocar problemas graves. En las mujeres, es una causa muy frecuente de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). Se trata de una enfermedad que puede cursar sin síntomas. Cuando aparecen, son muy inespecíficos, como dolor abdominal y fiebre. Sin embargo, puede causar daños a las trompas de Falopio, pudiendo ocasionar abortos, infertilidad o aumentar el riesgo de un embarazo ectópico.

En hombres, puede provocar epididimitis, una afección de los testículos que puede provocar infertilidad si no es diagnosticada y tratada.

Es decir, el no diagnóstico y tratamiento, puede originar, como consecuencia más grave, infertilidad en un 10% de infectados.

En ocasiones la bacteria Neisseria gonorrhoeae produce inflamación de las articulaciones denominada artritis gonocócica.  Esta es más frecuente en mujeres, especialmente en  adolescentes sexualmente activas. Normalmente, se producen erupciones cutáneas y afección de una o varias articulaciones, como la rodilla, la muñeca y el tobillo. Sin embargo, menos frecuentemente la infección se puede pasar a la sangre y producir gonococemia diseminada que puede ser muy grave.

Otras complicaciones son el abceso periuretral, que produce acumulación de pus en los tejidos que rodean la uretra, y peritonitis.

¿Cómo afecta la gonorrea al embarazo?

Puede causar partos prematuros. Todas las mujeres embarazadas deberían realizarse una prueba de gonorrea, aunque parezcan no están en riesgo. En caso de estar infectada, debe consultar con su médico porque alguno de los antibióticos utilizados para su tratamiento son contraproducentes durante el embarazo.

¿Cómo se puede prevenir la gonorrea?

Como en otras ETS, la única forma 100% eficaz de evitarla es no tener relaciones sexuales. Así, reducir el número de parejas sexuales minimiza el riesgo de contagio de esta enfermedad. En este sentido, mantener una relación monógama con una única pareja que no tienen una infección en ninguna parte del cuerpo es una forma eficaz de evitar el contagio. La forma de conocer la ausencia de una infección es la realización de pruebas específicas de laboratorio para el diagnóstico eficaz de esta ITS.

El condón, utilizado de forma correcta y consistente, reduce significativamente las posibilidades de contraerla. Esto sucede con la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual. El preservativo tanto en su versión masculina como femenina, crea una barrera protectora impidiendo el paso de la bacteria de una persona a otra. Recordar que el uso del preservativo debe ser continuado desde el inicio de la relación sexual hasta el final. Además, se debe usar siempre para que el riesgo de contagio sea mínimo.

Si ha sido diagnosticado de esta enfermedad es importante seguir un tratamiento antibiótico para eliminar la infección. El tratamiento se debe de extender a todos los compañeros sexuales de la persona diagnosticada para controlar así la diseminación de la enfermedad. Tras el tratamiento antibiótico es recomendable realizar una nueva prueba de gonorrea y confirmar si la infección ha sido completamente eliminada, especialmente si los síntomas perduran.

¿Cuál es el tratamiento necesario para acabar con una infección por gonorrea?

El descubrimiento de los antibióticos permitió el tratamiento efectivo con penicilina a mediados del siglo pasado. Sin embargo, han ido apareciendo cepas resistentes a antibióticos. Por esto se han ido incorporando nuevos tratamientos para eliminar la infección. Los antibióticos más utilizados actualmente son: Ciprofloxacino, Ofloxacino, Ceftriaxona, Cefixima, Cefuroxima, Cefpodoxima proxetil, y Enoxacino. En los últimos años están apareciendo cepas multi-resistentes a antibióticos de última generación. Esto está complicando el tratamiento de esta enfermedad. Puedes leer mas sobre la multi-resistencia en la entrada de nuestra sección de noticias: El desafío de la multirresistencia.

Bibliografía científica utilizada en la sección de prueba de gonorrea

  1. Chlamydia trachomatis y Neisseria gonorrhoeae transmisión desde la orofaringe de la mujer a la uretra masculina. Sexually Transmitted Diseases 2011  38(5):372-373.
  2. Alta prevalencia de gonorrea rectal entre hombres que informan de contacto con hombres
    con gonorrea: implicaciones para tratamiento epidemiológico.
    BMC Public Health (2015) 15:658.
  3. Infección por gonorrea en mujeres: prevalencia, efectos, detección y manejo. International Journal of Women’s Health 2011:3 197–206.
  4. La transmisión de Chlamydia trachomatis y Neisseria gonorrhoeae entre los hombres con uretritis y sus parejas sexuales femeninas. The Journal of Infectious Diseases 1998 178:1707–1712.
  5. Fuente: NIH (National Institute of Health, EEUU).

Y si tienes dudas… ven a vernos!!!