Papilomavirus (VPH)

Pruebas de detección del virus del papiloma humano y prevención del cáncer de cuello de útero.

Esperamos que esta información te sea útil. No obstante, nuestros profesionales pueden ayudarte. Contacta con ellos en el 91 591 63 13 o en info@empireo.es.

Pruebas disponibles:

Prueba de papilomavirus de alta sensibilidad por PCR

Esta prueba permite la detección de ADN del virus papiloma humano (VPH) con una elevada sensibilidad y especificidad. Se utilizan como método de prevención del cáncer de cuello de útero ya que esta prueba tipifica si el virus presente es de un genotipo oncogénico o no oncogénico. Además, esta prueba de papilomavirus reduce el periodo ventana de forma significativa hasta pocos días después de haber estado expuestos al virus.

Precios de pruebas de papilomavirus

Conoce nuestros paquetes de pruebas conjuntas.

¿Qué es la infección por Papilomavirus genital?

Se trata de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por el virus del papiloma humano (VPH). Este virus puede infectar el área genital de hombres y mujeres, incluyendo la piel del pene, vulva, ano o los revestimientos de la vagina, cuello del útero y recto.

La mayoría de las personas infectadas no tienen ningún síntoma y son capaces de eliminar la infección por sí mismos.

Algunos tipos del VPH, son llamados de “alto riesgo”, ya que su infección puede conducir al desarrollo de cánceres en el área genital, sobre todo cáncer del cuello de útero en las mujeres.

¿Cómo es de común el VPH?

El virus es muy común, ya que en torno al 50 % de los hombres y mujeres sexualmente activos adquieren la infección a lo largo de sus vidas, siendo la infección más probable en personas con varias parejas sexuales.

¿Cuáles son los síntomas de la infección?

El virus puede vivir en la piel, generalmente sin causar síntomas y desaparece por sí solo.

Sin embargo, puede generar verrugas genitales e inducir cambios en los exámenes ginecológicos generales, indicando procesos pre-cancerosos. Una vez transmitido, los síntomas pueden aparecer dentro de meses e incluso años. Las verrugas o las alteraciones ginecológicas mencionadas, no siempre constituyen un peligro para la salud, aunque sí pueden indicar la posibilidad de desarrollar cáncer en el futuro.

¿Cuál es la conexión entre la infección con el VPH y el cáncer de cérvix?

Existen varios tipos de VPH: los considerados de “alto riesgo” y los de “bajo riesgo”.

Aproximadamente,  un 25 % de los tipos de VPH conocidos son considerados de “alto riesgo”, pudiendo conducir su infección persistente al desarrollo de cáncer del cuello de útero.

Los tipos de VPH de “bajo riesgo”, no implican riesgo de cáncer, a pesar de poder inducir cambios leves en las revisiones ginecológicas rutinarias. Estos tipos de VPH provocan la aparición de verrugas genitales, que se trata de crecimientos anormales de piel en la zona genital. Existen varias opciones de tratamiento, aunque es posible que una vez curada la verruga, la infección persista.

Los tipos de VPH de “alto riesgo” son los que se asocian con el cáncer del cuello del útero, pudiendo también originar cánceres menos frecuentes,  como el cáncer anal.

Hay que tener muy claro que el ser portador de un VPH de alto riesgo, NO implica tener cáncer, sino que EXISTEN MAYORES POSIBILIDADES de desarrollarlo.

Revisiones ginecológicas regulares, complementadas con detecciones concretas de la presencia del virus, aseguran que la presencia de cambios pre-cancerosos, no evolucionen al desarrollo del cáncer.

Con el método utilizado por EMPIREO, podemos detectar la presencia del VPH que, como se ha mencionado,  es muy común. Aún así, la cualidad más importante de nuestro método es que permite diferenciar la presencia de virus considerado de “alto riesgo”.

El cáncer del cuello de útero, presenta una mortalidad en torno al 40%, si bien, una detección precoz, permite establecer un seguimiento médico que, generalmente,  conduce a su curación. Plantea el problema de que no presenta síntomas hasta que está avanzado, por ese motivo, la detección de factores de riesgo como la infección por VPH de “alto riesgo” es fundamental, servicio que presta EMPIREO.

Todas las mujeres deberían someterse a pruebas rutinarias, aún cuando se sientan saludables, para comprobar si existen problemas que todavía no sienten, y cuya detección precoz mejoraría notablemente su evolución. La infección con el VPH no tiene cura, pero sí las consecuencias que genera esta infección.

El VPH genital y los hombres

Aunque el VPH genital es común entre los hombres, raras veces ocasiona complicaciones de salud graves, más allá de verrugas genitales. Las complicaciones más graves que plantea una infección con VPH en hombres son cáncer de pene y ano, con una incidencia entre el 0,3 y el 0,2 % del total de cánceres diagnosticados.

El riesgo de padecer estas patologías graves se incrementa 17 veces entre la población homosexual o bisexual.

¿Cómo se puede prevenir?

La infección con el VPH, como ya hemos comentado, puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres. No existen datos concluyentes sobre que el uso del preservativo reduzca la infección con VPH, ya que existen zonas de la piel no cubiertas por el condón, que entran en contacto en la relación sexual.

Sin embargo, el uso del preservativo se ha asociado a una menor incidencia del cáncer de cérvix, patología asociada a la infección con el VPH.

En Estados Unidos, se recomienda a las mujeres una detección específica de VPH al menos una vez cada tres años, y siempre que se detecten alteraciones en las revisiones ginecológicas rutinarias.

Desde junio de 2006, existe una vacuna, Gardasil ®, que protege frente al 70 % de los VPH causantes de cáncer y frente al 90 % de los causantes de verrugas. Esta vacuna presenta esta efectividad en aquellas personas que no hayan ya contraído la infección con el virus, en cuyo caso, su efecto protector decae.

Por ello, la detección del VPH sigue estando indicada entre la población vacunada, ya que no protege frente a todos los tipos de virus y, en el caso de portar ya el virus, la vacuna no es eficiente.

¿Qué ofrece EMPIREO?

EMPIREO ofrece una detección de la presencia de virus, lo cual puede ser muy útil en el caso de posibles alteraciones en las revisiones ginecológicas o presencia de verrugas, ya que permite orientar el diagnóstico clínico a una infección viral, con lo que los tratamientos podrán ser más efectivos.

Más importante aún, en la detección realizada por EMPIREO, se indica si el tipo de virus detectado pertenece al grupo de “alto riesgo”, constituyendo un marcador de posibilidad al desarrollo de un cáncer. Este tipo de detección precoz, permite a los clínicos imponer un seguimiento y, en su caso, iniciar los tratamientos pertinentes.

En resumen, EMPIREO ofrece la posibilidad de la detección precoz de un factor de riesgo tumoral.

Y si tienes dudas… ven a vernos!!!