Prueba de clamidia

Laboratorio de diagnóstico para la prueba de clamidia utilizando diferentes métodos de detección. Test ultrasensibles por PCR y pruebas rápidas de detección de antígenos de clamidia.

Esperamos que esta información sobre la prueba de clamidia te sea útil. No obstante, nuestros profesionales pueden ayudarte. Contacta con ellos en el 91 591 63 13 o en info@empireo.es.

Pruebas disponibles:

Prueba de clamidia de alta sensibilidad mediante PCR

Prueba de clamidia sensible

Prueba clamidia PCR

La PCR (también llamada NAAT,  por las siglas en inglés de técnica de amplificación de ácidos nucléicos) es una técnica de última generación con una sensibilidad y especificidad superior al del resto de técnicas de detección de Clamidia, por lo que se ha convertido  en el patrón de referencia para el diagnóstico de las infecciones por este microorganismo por encima del cultivo, que hasta hace poco era la técnica más extendida.

La extrema sensibilidad de estas pruebas permite detectar la presencia de alrededor de 20-50 bacterias en la reacción de PCR. Por esto, esta prueba es la recomendada para detectar clamidia en casos de infecciones que cursan sin síntomas en los cuales la carga bacteriana puede ser relativamente baja. De hecho, muchas personas con infecciones por C.trachomatis no tienen síntomas. La siguiente tabla recoge los valores de frecuencias de infecciones asintomáticas, en base a lo descrito en la bibliografía medica, que depende en gran medida del tejido infectado.

Genital
HombresMujeresOrofaringeRecto
hasta 50%70-80%hasta 90%70-90%

Además, la alta sensibilidad de la prueba de clamidia por PCR permite reducir el periodo ventana hasta alrededor de las 48-72 horas después de haber estado expuesto a la bacteria con respecto otras pruebas de detección donde este tiempo es algo mayor.

La PCR es la prueba recomendada para la detección de clamidia en muestras procedentes de los genitales (uretra/vagina/cervix), orofaringeas y anales en base a la sensibilidad, facilidad de recogida y procesamiento de la muestra. En el caso de muestras genitales la sensibilidad del diagnostico por PCR está en torno al 99%, que es superior al que se obtiene con otras pruebas de detección de clamidia como el cultivo y las pruebas de detección de antígeno. Sin embargo, para otro tipo de muestras (garganta/recto) este valor se sitúa en torno al 90%. Con esta técnica, la muestra que se utiliza para detectar infecciones den la uretra en hombres es orina. Esto reduce las molestias al no tener que utilizar hisopos para la recogida de exudado uretral. Es necesario no haber orinado al menos dos horas antes de la recogida de la muestra.

Esta técnica permite tener los resultados en un tiempo realmente corto. En un máximo de 24 horas, aunque existe la posibilidad de tener los resultados en solo 90 minutos.

Prueba de clamidia rápida en 20 min

Esta prueba rápida de clamidia detecta los antígenos de la bacteria. Es necesaria una concentración de por lo menos 100000 bacterias en el dispositivo. Si la infección es muy reciente o cursa de forma asintomática probablemente no se llega a esta concentración de microorganismo por lo que el test rápido de clamidia puede no detectar la infección. El periodo ventana para poder realizar esta prueba es de 2 semanas, aunque si aparecen síntomas claros se puede realizar antes de ese tiempo.

prueba-clamidia-rapida

Prueba de clamidia en exudado

Conviene recordar que la sensibilidad de este tipo de pruebas es considerablemente inferior a la PCR, siendo de alrededor del 80-90% para muestras genitales. El uso de estas pruebas no se recomienda para muestras orofaringeas o rectales ya que la sensibilidad del test con estas es muy baja (el valor diagnóstico se reduce considerablemente).

Precios de pruebas de ETS

Si quieres hacerte la prueba rápida de clamidia junto con pruebas para otras ETS en 20 min disponemos varios paquetes.Conoce nuestros paquetes de pruebas conjuntas.

¿Qué es la clamidiasis o infección por Chlamydia?

Es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Se trata de la enfermedad de transmisión sexual más común en los Estados Unidos, según datos publicados a finales del 2006.

¿Cómo se trasmite la Clamidia? 

La Clamidia se trasmite a través de contacto sexual, ya sea vaginal, anal u oral. Así, las personas sexualmente activas y aquellas que tienen múltiples compañeros sexuales son quienes están en mayor riesgo de contraer la enfermedad.También puede ser trasmitida de la madre al niño durante el nacimiento.

No existen datos concretos sobre la probabilidad de transmisión o riesgo tras un único contacto sin protección con una persona con infección por clamidia. Existen trabajos científico-médicos en los cuales han tratado de estimar el riesgo de transmisión dependiendo del tipo de contacto. En general, hay una elevada variabilidad en los datos cuando se comparan unos trabajos con otros y en muchos de casos los valores están sobre-estimados, es decir están por encima del la realidad. Sin embargo, se conoce que la transmisión se puede producir tras un único contacto sin protección con una persona con clamidia y puede ser transmitida bidireccionalmente, aunque con diferentes probabilidades, a través de contacto:

  • Pene-vagina.
  • Pene-boca (felación).
  • Boca-vagina (cunilingus).
  • Boca-ano (anilingus).
  • Pene-ano.

 Otras prácticas de riesgo que son la utilización de juguetes sexuales compartidos o prácticas de fisting sin la protección adecuada.

¿Cuáles son los síntomas de Clamidia?

Generalmente, la infección es asintomática en el 70% de las mujeres y en el 30% los hombres. Tanto los hombres como las mujeres infectados pueden tener flujo genital anormal o dolor leve al orinar, durante la primera a la tercera semana desde la infección. Si hay síntomas, éstos aparecen generalmente entre 1 y 3 semanas después del contagio.

En el caso de los hombres, si aparecen, los síntomas que se originan son similares a los de la gonorrea (secreción a través del pene o el recto, ardor al orinar o al defecar) y, además, puede causar inflamación y dolor testicular, aunque es poco frecuente.

Cuando aparecen, los síntomas más comunes en las mujeres son secreciones vaginales, ardor al orinar o dolor abdominal. El mayor problema es que la infección no tratada suele producir enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) que puede provocar, en último término, esterilidad, además de aumentar las probabilidades de embarazos ectópicos.

¿Puede curarse la infección por clamidia?

La clamidia es fácil de tratar y de curar y se puede prevenir el desarrollo de complicaciones a largo plazo. La terapia principal incluye un tratamiento adecuado con antibióticos tales como tetraciclinas, azitromicina o eritromicina. Se debe realizar un análisis de seguimiento a las 4 semanas para determinar si la infección ha sido curada.

Es importante realizar un diagnóstico precoz y recibir tratamiento temprano para que no ocurran problemas de salud más serios, ya que la falta de tratamiento de la infección puede generar enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) y, finalmente, esterilidad.

Para ayudar a prevenir las graves consecuencias de la Chlamydia, se recomienda que las personas sexualmente activas se realicen una prueba de detección al menos una vez al año.

¿Qué efectos tiene la clamidia en la mujer embarazada y en su bebé?.

Un bebe expuesto a la Chlamydia trachomatis en el canal del parto puede desarrollar conjuntivitis o neumonía. Ambas complicaciones son tratadas con antibióticos. La Chlamydia puede también provocar parto prematuro o peso bajo al nacer. Lo anterior hace que sea muy aconsejable, para toda mujer gestante, realizarse análisis específicos para detectar la chamidia; se trata de una manera sencilla de evitar las complicaciones del embarazo y del recién nacido.

¿Existe relación entre la clamidia y otras ETS?

Una persona infectada con clamidia tiene hasta cinco veces más probabilidades de infectarse con el VIH. Se ha determinado que una infección previa por Chlamydia se asocia con los tipos de virus papiloma humano (VPH) de riesgo alto, al igual que con infecciones por gonorrea.

Importancia de la PCR en el diagnóstico de la clamidia

Como ya se ha mencionado sólo cerca del 30% de las mujeres y el 70% de los hombres presentan síntomas por clamidia. Por esta razón es muy recomendable un diagnóstico fiable de aquellas que son asintomáticas, con el fin de disminuir el riesgo de complicaciones.

Además, como los síntomas iniciales son bastante genéricos, en los laboratorios convencionales es frecuente que se traten los síntomas y no se hagan las pruebas de detección.

La técnica de la PCR utilizada rutinariamente por EMPIREO, permite detectar la presencia de cantidades mínimas de clamidia desde los primeros momentos de la infección, incluyendo los numerosos casos de infecciones asintomáticas.

Una vez detectada la infección, su tratamiento es muy sencillo. Por ello,  para evitar complicaciones futuras más graves es recomendable someterse a análisis de rutina. Además, en los casos positivos en los que se aplica un tratamiento, es aconsejable volver a realizar un examen un mes después de haberlo finalizado. Conviene asegurar la eliminación total de la bacteria, con el fin de evitar el desarrollo de de ésta de manera asintomática.

Bibliografía científica utilizada en esta sección

  1. Un modelo estocástico para evaluar el riesgo de transmisión Chlamydia trachomatis usando datos de observaciones longitudinales. J R Stat Soc Ser A Stat Soc. 2011 174(4): 975–989.
  2. Chlamydia trachomatis: Progreso y problemas. The Journal of Infectious Diseases 1999;179(2): 380–383.
  3. Chlamydia trachomatis y Neisseria gonorrhoeae transmisión desde la orofaringe de la mujer a la uretra masculina. Sexually Transmitted Diseases 2011  38(5):372-373.
  4. Prevalencia, incidencia y factores de riesgo para la clamidia faríngea en una cohorte de hombres homosexuales en Sydney, Australia. Sexually Transmitted Infections 2008; 84:361–363.
  5. Chlamydia trachomatis genital: Una actualización. IJMR. 2013 138(3): 303–316.
  6. Clamidia rectal, un reservorio de la infección no diagnosticada en los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. Sexually Transmitted Infections. 2009 85(3):1769.
  7. La transmisión de Chlamydia trachomatis y Neisseria gonorrhoeae entre los hombres con uretritis y sus parejas sexuales femeninas. The Journal of Infectious Diseases 1998 178:1707–1712.

Y si tienes dudas… ven a vernos!!!