En la búsqueda de antivirales de amplio espectro

Cada año millones de personas mueren a causa de infecciones virales. Aunque en las últimas décadas el desarrollo de antivirales, sobre todo para acabar con las epidemias de VIH y el virus de la hepatitis C, ha sido muy intenso, la realidad es que los medicamentos antivirales actualmente disponibles están diseñados para un número todavía pequeño de virus. A diferencia de lo que sucede con los antibióticos para luchar contra las infecciones bacterianas, existen pocos medicamentos de amplio espectro contra los virus, la mayor parte enfocados a prevenir la entrada de los virus en células sanas. Esto generalmente implica que deben tomarse continuamente para prevenir infecciones lo cual puede derivar en el desarrollo de resistencias a estos fármacos por la acumulación de mutaciones en el genoma de los virus.

En un reciente estudio un equipo de científicos de la Universidad de Illinois en Chicago y publicado en la revista Nature Materials ha diseñado unas nanopartículas que se unen a diferentes tipos de virus tales como el virus del herpes simple, el virus del papiloma humano, el virus del dengue y el VIH. Un dato interesante es la unión a la superficie del virus provoca su posterior destrucción.

Los investigadores generaron nanopartículas, utilizando técnicas avanzadas de modelado computacional, con similitudes estructurales a una proteína de la superficie celular llamada proteoglicano sulfato de heparina o HSPG. Esta proteína está asociada a la unión de ciertos virus a la superficie de la membrana plasmática previa a la entrada. Hasta ahora, los fármacos existentes similares al HSPG se unían débilmente al virus evitando su entrada a las células aunque no lo destruían. Esto implica que cuando la concentración del fármaco disminuye, los virus se pueden reactivar e infectar de nuevo las células.

Lo que diferencia a las nuevas nanopartículas del resto es que se unen de forma irreversible a la partícula viral provocando cambios en su estructura y su posterior destrucción. Además, no tuvieron efectos adversos sobre células o tejidos sanos lo que demuestra su seguridad. Aunque es necesario realizar más, este prototipo de nanopartícula podría ser la base de un antiviral de amplio espectro efectivo y seguro contra una amplia variedad de virus.

Fuente: Broad-spectrum non-toxic antiviral nanoparticles with a virucidal inhibition mechanism. Nature Materials, 2017; DOI: 10.1038/nmat5053

Logo empireo