Antígeno p24

No dejes que te líen con las pruebas que acortan el periodo ventana!!!

Las prisas y la impaciencia están cada vez más presentes en nuestra vida cotidiana. Esta premura se acentúa si lo que estamos esperando es el momento de podernos realizar una prueba para conocer si estamos o no infectados por el virus VIH. Esto hace que cuando se nos ofrece una prueba capaz de reducir de manera drástica el “periodo ventana”, sea algo tremendamente atractivo. Sin embargo, debemos tener cuidado y entender qué valoran estas pruebas y su eficiencia, para estar seguros de que el resultado sea válido.

Existen dos pruebas aceptadas por la FDA (Food and Drug Administration), el organismo regulador en los EE.UU. de todos los métodos diagnósticos y medicamentos, y que representa el estándar de calidad de referencia a nivel mundial (www.fda.gov), para diagnosticar una infección dentro del periodo ventana clásico (3-6 meses):

  • PCR.
  • Valoración de antígeno p24.

Antes de abordar el estudio y comparativa de ambas pruebas, veamos cómo evoluciona el virus una vez que ha logrado infectar:

antigenop24

En el momento en que el virus entra en el cuerpo, empieza a multiplicarse, apareciendo grandes cantidades del mismo en sangre. Esta es la característica que permite detectar la infección en este momento, en el que como se ve en la gráfica, la respuesta inmune no está aún activa. Una vez se da la respuesta inmune, ésta logra reducir los niveles de virus en sangre, momento en que se ha superado el “periodo ventana” (fase roja inicial), y podemos detectar al virus valorando la producción de anticuerpos por la respuesta inmune.

– La PCR detecta la presencia de material genético propio del virus en los primeros momentos de la infección (gráfica azul).

– La valoración del antígeno p24, detecta la presencia de una proteína del virus, también al poco tiempo de haberse infectado (gráfica amarilla).

Pero… ¿son igual de fiables las dos pruebas? ¿reducen de igual forma el periodo ventana?

Estudiando la literatura especializada, encontramos datos suficientes para hacernos pensar que la mejor técnica para detectar el virus en los primeros momentos de la infección es la PCR. De hecho, en la gráfica mostrada anteriormente, la línea correspondiente a lo que valora la PCR (azul) es siempre superior a la que valora la detección del antígeno p24 (amarilla).

¿En qué nos basamos para afirmar esto?

  • La FDA reconoce que con las técnicas basadas en PCR, el periodo ventana se reduce mucho más que con la valoración del antígeno p24 (www.fda.gov).
  • La detección exclusiva de este antígeno no se usa como método rutinario ni en EE.UU (ver ensayos aprobados por la FDA) ni en Europa (Euro Surveill 2005; 10(2):3-4), sino en combinación con la detección de anticuerpos. De hecho, si existe la posibilidad de realizar un test de tipo PCR, se desaconseja realizar una valoración de p24.
  • Existen casos publicados de pacientes con resultados negativos para la valoración del antígeno p24, y sin embargo, POSITIVOS aplicando el test PCR (Transfusion Medicine 17 (3), 200–204, 2007; Journal of Clinical
  • Se ha descrito que la PCR puede reducir el periodo ventana a entre 2 y 14 días, mientras que la valoración de p24 puede alcanzar los 28 días
  • Finalmente, la detección del virus por PCR, se puede llegar a realizar existiendo entre 20 y 200 partículas virales por mililitro en sangre (Journal of Clinical Virology, 30 (2), 205-206, 2004), mientras que la valoración de p24 puede llegar a necesitar hasta 1000 partículas ((Transfusion Medicine 17 (3), 200–204, 2007). Es decir la valoración de p24 presenta una sensibilidad

Estos datos no pretenden desacreditar la prueba basada en la detección de p24, lo que pretendemos es incidir en que ante una situación de premura, es preferible realizarse una prueba de PCR. Por tu tranquilidad.

Y si tienes dudas… ven a vernos.